ENTRE PIANOS ANDA EL JUEGO: ALGO MÁS SOBRE ESTE PROGRAMA

Querido público, 

Este sábado, como saben, volveremos a reunirnos con otra propuesta de Iberian Sinfonietta. Será a las 19:00 horas en el Palacio de la Paz de Fuengirola. A lo largo de varias entradas de este blog hemos podido ir conociendo aspectos del Concierto, hoy añadiremos una última panorámica centrandonos en el repertorio.

El concierto lo constituyen tres obras, las dos primeras de Mozart y la última, un estreno absoluto de José Iglesias González. La primera obra será para piano y orquesta y las dos últimas para dos pianos y orquesta, de ahí el título de este Concierto “entre pianos anda el juego”. 

La primera obra que disfrutaremos será el Concierto para piano y orquesta nº 9 en Mib mayor KV.271 “Jeunehomme”. Se llama así porque es el nombre de la hija de un gran amigo de Mozart, bailarín muy importante que vio que su hija tenía grandes dotes pianísticas, y quién mejor que Mozart para componerle una gran obra para que su hija, Victoire Jenamy, se luciera. Pero resultó que no solo fue una gran obra, es una obra esencial en la etapa de Salzburgo de Mozart. De hecho, parece una obra de absoluta madurez de su etapa vienesa. El piano aporta una personalidad absoluta, independencia de la orquesta y unos diálogos orquesta-piano muy intensos. Mozart lo compone en 1777 con 21 años y lo tenía en tan alta estima que se lo llevó a sus viajes de Mannheim y París para interpretarlo y mostrar con él sus habilidades musicales. De hecho, años después, volvió sobre la obra y escribió nuevas cadencias. La obra está muy bien considerada por los críticos, Charles Rosen la ha calificado como "quizás la primera obra maestra inequívoca del estilo clásico". Alfred Brendel la considera "una de las mayores maravillas del mundo" y el gran musicólogo especialista en Mozart, Alfred Einstein, la apodó la "Eroica de Mozart". 

La segunda obra del Concierto del sábado será el Concierto para dos pianos y orquesta nº 7 en fa mayor, K. 242, conocido como "Lodron". Se trata de una obra anterior, compuesta un año antes que "Jeunehomme" . Es una obra que le encarga la Condesa Antonia Lodron para sus dos hijas Alysia y Giuseppa. Posteriormente, ya que en origen era para tres pianos, la versión que quedó para la posteridad es la de 1780, cuando elimina un piano y se queda tan solo en dos; algo que hizo Mozart con objeto de adaptarlo para él mismo y un amigo pianista. El Concierto para dos pianos es despreocupado y feliz en su superficie, pero solo eso, en la superficie, Mozart no era de los que eludían los desafíos y no le resultó nada difícil transferir el principio del diálogo a los dos pianos solistas sin descuidar el acompañamiento orquestal y extrayendo un partido admirable.

Finalmente, la tercera obra de la tarde será un estreno absoluto de José Iglesia González, que presenta su Fantasía para dos pianos Op. 36. De esta obra, quien puede hablar mejor que nadie es su creador, que ya nos contó (su entrevista está en una entrada anterior del blog) que pretende recrear el universo de melodías y sensaciones que le provocó su estancia en Río de Janeiro.

Para no perdérselo.

Jorge Rodríguez Morata
Coordinador de contenidos pedagógicos



Publicación más antigua Publicación más reciente