EL DIVERTIMENTO, UNOS DE LOS PROTAGONISTAS DE NUESTRO PRÓXIMO CONCIERTO

Querido público,

El 27 de noviembre, próxima cita

Comenzamos nuestra andadura hacia nuestra próxima cita el 27 de noviembre, a las 20:00 horas en el Palacio de la Paz en Fuengirola. En esta ocasión tendremos la oportunidad de asistir a la interpretación de tres obras que son en sí todo un disfrute musical y estético.

Disfrute musical porque la orquesta Iberian Sinfonietta, tal y como se pudo comprobar en la pasada cita de septiembre, se encuentra en un momento dulce y estético, entre otras cosas por el planteamiento. Nos explicamos.

Desde Iberian Sinfonietta, apostamos por el conocimiento de grandes obras de grandes autores o algunos menos conocidos, pero siempre de lo que se ha llamado del ámbito clásico, o música académica, entendemos que queda mucho repertorio por conocer dentro de la llamada música clásica, son obras que no se suelen programar o semidesconocidas para el gran público pero que son de una belleza y un interés fundamental y uno de nuestros objetivos es su puesta en valor.

El Concierto de esta fecha se basa en tres autores, Mozart, del siglo XVIII, Janaceck del siglo XIX y Shostakovich, ya del siglo XX. En cambio, las obras que se interpretarán de ellos, son una forma típicamente del siglo XVIII, el Divertimento, por parte de Mozart, pero dos formas o estructuras puramente barrocas, o sea, anteriores al nacimiento de Mozart, pero que perviven en el tiempo sencillamente por que los autores las utilizan y al público le parecen atractivas, como son la Suite y el Concierto. Por tanto, comenzamos el Concierto con Mozart, tocando algo típicamente de su siglo y proseguimos con autores más jóvenes, utilizando formas más antiguas, y eso, ya es en sí, en cierto sentido un placer estético, da que pensar mientras se disfruta del concierto.

Divertimento en Fa Mayor, KV. 138

El Divertimento es una forma musical nacida en el siglo XVIII. Trata de “divertir” o recrearse en torno a una serie de ideas y desarrollos musicales. El origen puede ser perfectamente la Suite barroca, que era un conjunto de breves composiciones, de danzas que se interpretaban juntas creando una obra. El divertimento tiene esa misma filosofía, pero es aún más libre, pues no se centra en danzas ni en ningún otro criterio, más que el gusto del compositor, que va utilizando materiales musicales que entiende que cobran vida juntos y que todo en sí, merece comprender una misma obra. Es por tanto una forma que gustará mucho durante el siglo XVIII, pero luego en seguida, los autores y el público se irán decantando por otras formas, lo que no quita que se sigan componiendo Divertimentos hasta nuestros días, como el que compone Leonard Bernstein en 1980.

Uno de los autores que más utilizó y realmente insufló vida al Divertimento fue Boccherini, el Maestro italiano afincado en Madrid, que tantas páginas maravillosas de música nos ha legado. También el padre de Mozart, Leopold, compuso con frecuencia Divertimentos. Pero realmente, el género adquiere todo su esplendor con Haydn y Mozart.

En el Concierto del próximo 27 de noviembre, comenzaremos el programa justamente con el Divertimiento en Fa Mayor KV. 138 de Mozart, seguramente uno de los más interesantes por sus contrastes con pasajes brillantes, calmados y agitados. Será un disfrute, para no perdérselo.

Jorge Rodríguez Morata
Coordinador de contenidos pedagógicos



Publicación más antigua